La Alcaldía de Los Ángeles y la Policía realizaron hoy su programa de recuperación de armas de fuego, con varios meses de antelación, en respuesta a la masacre de en Newtown (Connecticut), en la que murieron 28 personas, entre ellos 20 niños.El Programa de Recompra de Armas, que comenzó a aplicarse en Los Ángeles en 2009 ha permitido a la ciudad retirar de circulación más de 8.000 armas, según datos de la Alcaldía, y es considerado un factor esencial en la reducción del 33 % de los delitos violentos, lo que equivale a 9.000 víctimas menos