El vicepresidente venezolano, Jorge Arreaza, anunció ayer que la comisión de la Conferencia de Paz, lanzada por el presidente, Nicolás Maduro, con diferentes actores sociales y políticos, acordó instalar reuniones similares en estados sumidos en las protestas, entre ellos, el occidental Táchira.