ORLAND Internacionales -  12 de abril 2014 - 16:41hs

Accidente de tránsito en California también devastó sueños

Tres meses después de compartir fotografías perfectas de cuando se comprometieron afuera del museo de Louvre en París, Michael Myvett y Mattison Haywood iban en otra aventura, acompañando a 44 adolescentes que iban a visitar la universidad de Myvett.

La pareja residente de Los Angeles se ofreció como voluntaria para cuidar a los estudiantes de bachillerato que iban a viajar 1.046 kilómetros (650 millas) desde el sur de California hasta la Universidad Estatal Humboldt. Los novios murieron juntos el jueves cuando un camión de FedEx invadió el carril del autobús estudiantil causando un mortal accidente donde también fallecieron cinco adolescentes, otro chaperón y los conductores de ambos vehículos, de acuerdo con funcionarios y familiares.

Myvett, quien se graduó de psicología en Humboldt en 2007, trabajaba con niños autistas y estaba ansioso de hacer el viaje con su prometida.

Haywood era "el amor de su vida" y "representar a estudiantes que querían ir a Humboldt iba acorde con su personalidad, quería facilitar que la gente lograra sus sueños", dijo Kyle Farris, un colega en el Centro de Autismo y Desórdenes Relacionados en Torrance.

El autobús iba repleto de sueños. Era uno de tres que transportaba a los estudiantes de California que aspiraban asistir a la universidad, recorrer sus instalaciones antes de agobiarse con el baile de fin de cursos y la graduación.

"Ya me imagino la emoción de estos muchachos de secundaria cuando iban de camino a la visita al campus, y el orgullo de los adultos que los acompañaban", dijo en un comunicado el secretario de Educación Arne Duncan. "Nuestros jóvenes, nuestro mayor tesoro, y esta pérdida desalentadora".

El viernes, familias desesperadas esperaban noticias sobre sus seres queridos, mientras las autoridades investigaban lo sucedido.

Otro de los fallecidos es Marisa Serrato, 17 años. Su hermana gemela, Marisol, iba en otro autobús y llegó a salvo a su destino.

"Marisol está devastada", dijo Miguel Serrato, su hermano de 23 años.

Otro estudiante que se presume muerto es Adrián Castro, de 19 años, jugador de fútbol americano en la Preparatoria El Monte, al este de Los Angeles. Aunque le quedaba lejos de su casa, Castro quería ir a la Universidad Humboldt porque ahí juegan los Lumberjacks, dijo su padre Raúl Castro, al diario San Gabriel Valley Tribune.

Los socorristas dijeron que las personas que fallecieron iban principalmente en los lugares delanteros del autobús. La mayoría de los sobrevivientes resultaron heridos, algunos con quemaduras severas o extremidades fracturadas.

En esta nota: