AFP

Más de diez vecinos y policías resultaron heridos en la desocupación de una favela, que nació hace pocos días en un edificio abandonado de Rio.