Tres muertos a tiros en casa en Nueva York, incluso una niña

AP

Un padre de familia era sospechoso de balear a su familia en su casa el sábado por la mañana en un tranquilo barrio de Nueva York, en un ataque que dejó muertas a dos mujeres y una niña, además de dejar herida a otra menor de edad, dijeron la policía y una familiar.

La policía buscaba a Jonathon Walker, de 34 años, como sospechoso en el incidente que dejó muerta a una niña de siete años, gravemente herida a una de 12 y muertas a la madre y la abuela de las dos menores en una casa junto a un parque en el área de Queens, cerca del aeropuerto internacional John F. Kennedy.

Publicidad

"No puedo creo que esto haya pasado", dijo Doreen Warren, la madre de la mayor de las víctimas, entre sollozos en una entrevista telefónica el sábado. Si Walker es responsable, "él no parecía una persona capaz de hacer eso", dijo Warren.

Las niñas —Christina Walker, de 12 años de edad, y Kayla Walker, de siete— eran las hijas de Walker, "dos niñas hermosas y dulces" y la madre de ellas, Shantai Hale, era la novia del sospechoso, dijo Doreen Warren.

Publicidad

La mayor de las víctimas de 62 años, Viola Warren, era la abuela de las niñas y trabajaba en el aeropuerto, agregó. Dijo que ella había hablado con Viola por teléfono apenas dos días antes y que ella no le había mencionado ningún indicio de que hubiese problemas.

Las mujeres no se habían quejado nunca sobre Walker, dijo la bisabuela, que recordó haber celebrado la Navidad con la familia. "No tuvimos ningún problema", dijo.

La policía acudió a las 5:40 am del sábado a una casa en la avenida 148 en el barrio de Spring Gardens, en el área de Queens, que documentos muestran era propiedad de Viola junto con otro familiar.

Los agentes descubrieron a la niña de siete años y a las dos mujeres muertas con balazos en la cabeza. La policía dijo que la niña de 12 años, Christina, fue llevada a un hospital, donde se encontraba en condición crítica. Christina fue quien llamó a los servicios de emergencia.

Walker había huido de la casa en un vehículo y se cree que porta una pistola calibre .45.

Doreen Warren, mientras tanto, estaba caminando hacia su casa en otra parte de Nueva York. Encendió el televisor para escuchar las noticias y se dio cuenta de que se trataba de su familia.

"Uno ve esas cosas en televisión", dijo, "y nunca sabe cuándo va a suceder en su casa".

Publicidad

Publicidad