AFP

Huertos, jardines verdes impecables y parques florecen en las azoteas de los rascacielos de Seúl, donde aportan color y espontaneidad a una de las ciudades más pobladas del mundo.