Ecuador Internacionales -  22 de agosto 2015 - 15:00hs

Nueva emisión de ceniza de volcán Cotopaxi alcanza dos kilómetros de altura

Una nueva columna de emisión de ceniza del volcán Cotopaxi, en el centro de los Andes de Ecuador, alcanzó este sábado los dos kilómetros de altura y, por efecto del viento, se dirigió al oeste y noroeste de la montaña, informó hoy el Ministerio Coordinador de Seguridad.

"La altura de la columna de ceniza alcanza los 2km con dirección occidente y noroccidente", escribió el Ministerio en su cuenta de Twitter, mientras que un informe sobre la situación en el volcán en las últimas 12 horas, precisó que la actividad de la montaña "se mantiene en condiciones similares" a reportes anteriores.

La última emisión de ceniza fue fácilmente visible desde Quito, la capital del país situada a unos 45 kilómetros al norte de la montaña, por lo que imágenes del fenómeno inundaron las redes sociales.

Según el Ministerio, basada en un informe del Instituto Geofísico (IG) de la Escuela Politécnica Nacional, institución encargada de vigilar permanentemente al nevado, en las últimas doce horas se han observado "emisiones continuas de vapor con carga media y moderada de ceniza".

Además, señala que se ha registrado caída de ceniza en las cercanías de la montaña, en los cantones Sigchos y Latacunga, en las parroquias de Toacaso, San Juan de Pastocalle y Mulaló, que pertenecen a la provincia de Cotopaxi.

También en el cantón Mejía, en las parroquias de El Chaupi, Aloasí, Machachi, el sur de Alóag; así como en las parroquias de Pintag, parte de Uyumbicho y Tambillo que pertenecen a zonas rurales del Distrito Metropolitano de Quito, en la provincia de Pichincha.

El Ministerio Coordinador de Seguridad reiteró que "la alerta amarilla (de precaución) continúa" y recordó que "el volcán es monitoreado 24 horas, siete días a la semana" por el Instituto Geofísico y la Secretaría de Gestión de Riesgos, lo que "garantiza la integridad de la ciudadanía".

El Cotopaxi de 5.897 metros de altitud se encuentra situado en el ramal oriental de la Cordillera de los Andes y es visible fácilmente desde Quito cuando está despejado.

Este volcán nevado forma parte del casi medio centenar de volcanes que posee Ecuador y es actualmente uno de los más activos junto al Tungurahua, Reventador y Sangay.

También está activo el volcán Wolf, en las Islas Galápagos, así como el Chiles y Cerro Negro, en la frontera con Colombia, que también están bajo vigilancia, según la Secretaría de Gestión de Riesgos.