Rumania Internacionales -  7 de noviembre 2015 - 19:36hs

Rumania: Sube a 41 cifra de fallecidos por incendio en club

Nueve personas más fallecieron el sábado por las quemaduras que sufrieron hace una semana debido al incendio en un centro nocturno en Bucarest, y el total de muertos por la tragedia se ha elevado a 41, informaron el sábado las autoridades rumanas.

Muchos en Rumania atribuyen el incendio a la laxitud en los reglamentos de seguridad. El primer ministro Victor Ponta y su gabinete presentaron el miércoles sus renuncias tras protestas multitudinarias.

El alcalde del distrito donde se ubica el club nocturno fue arrestado junto con dos empleados del ayuntamiento por extender un permiso sin la autorización de los bomberos, dijo el sábado la oficina de los fiscales anticorrupción.

El alcalde Cristian Popescu Piedone renunció el miércoles y afirmó que él era moralmente culpable del incendio.

Diversos hospitales informaron el sábado de fallecimientos a causa del incendio del 30 de octubre, ocurrido en el centro nocturno Colectiv, ubicado en un sótano, durante un concierto de heavy-metal. Al comenzar las llamas, la gente trató de huir en estampida por una sola puerta y 180 personas resultaron heridas.

Adrian Stanculea, portavoz del hospital estatal para quemados, dijo que tres hombres fallecieron el sábado en el lugar, mientras que la administradora del Hospital Universitario, Catalin Cirstoiu, señaló que un hombre también murió en esa clínica.

Raed Arafat, funcionario de los servicios de emergencias, informó del fallecimiento de dos pacientes enviados a Holanda para tratamiento especializado de quemaduras, entre ellos una italiana de 20 años que estudiaba en Rumania.

Ocho pacientes fueron transportados en avión militar a Holanda para atención médico, agregó.

El primer ministro interino Sorin Campeanu dijo que un paciente falleció por las quemaduras en el hospital de emergencias de Floreasca en Bucarest. Una segunda persona falleció después en el mismo hospital, dijo el portavoz Ioan Lascar.

La novena persona fallecida el sábado era una mujer que estaba en estado crítico desde el incendio. Murió en el hospital Bagdasar-Arseni, dijo el portavoz Andrei Carantino.

Horas antes, Campeanu había dicho que 109 personas seguían internadas, 48 de ellas en condiciones graves o críticas.

El sábado en la noche, miles de manifestantes se reunieron en Bucarest por quinto día consecutivo ondeando banderas rumanas y pidiendo un mejor gobierno y el fin de la corrupción.

"La clase política es ineficiente y corrupta. Necesitamos un gobierno de tecnócratas o de expertos", señaló la manifestante Cristina Lotrea, investigadora de sociología, de 22 años.

En esta nota: