Líder del partido de Uribe expone a CIDH temor por posible orden de captura. Foto/EFE

EFE

El presidente del partido opositor colombiano Centro Democrático, Óscar Iván Zuluaga, expuso hoy a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) su preocupación ante los "muchos rumores" sobre que la Fiscalía General de su país prepara una orden de captura contra él.

"Denuncié esas informaciones a la Procuraduría General de Colombia, que lo ve con preocupación, y hoy ampliamos esa información ante la CIDH para pedir que haya garantías en este proceso", dijo Zuluaga en una entrevista con Efe en Washington.

Publicidad

Zuluaga lidera el partido del expresidente colombiano Álvaro Uribe y fue candidato presidencial en las elecciones de 2014, en las que asegura que perdió en segunda vuelta contra Juan Manuel Santos por un "montaje de la Presidencia y la Fiscalía".

Con ese supuesto "montaje" se refiere al caso de espionaje del pirata informático Andrés Sepúlveda, quien trabajaba para la campaña de Zuluaga e interceptó correos de negociadores de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) que participan en los diálogos de paz en la Habana.

Publicidad

Los rumores sobre una inminente orden de captura contra el presidente del partido de Uribe se enmarcan en este caso, por el que Zuluaga ya rindió declaración ante las autoridades judiciales y Sepúlveda fue condenado a 10 años de cárcel.

"Ya acudí cuando me citaron y ahora dicen que me quieren capturar, eso es lo que pasa con los procesos sin definir, que se vuelven en un mecanismo de chantaje y presión", argumentó el opositor.

Zuluaga asegura, no obstante, que su reunión con la CIDH ya estaba prevista desde antes de conocer esos rumores con el objetivo de aportar nueva información sobre las medidas cautelares que pidió el año pasado y para abordar las pedidas el miércoles para Santiago Uribe, hermano de Álvaro Uribe.

"Esta persecución es para presionarnos, para callarnos, porque tenemos una posición muy crítica con el acuerdo de paz, al ser un acuerdo de impunidad", consideró Zuluaga.

El líder Uribista llegó el miércoles a Washington y se quedará hasta la semana que viene, para mantener reuniones y explicar su caso a los medios de comunicación.

Zuluaga y el letrado Víctor Mosquera, que representa al partido a nivel internacional, se reunieron hoy en la CIDH con el grupo que estudia las medidas cautelares para dar seguimiento y aportar nueva información sobre las 16 demandas presentadas y cinco medidas cautelares pedidas por el Uribismo desde octubre.

Las cinco medidas cautelares argumentan "persecución política" contra el partido por su posición crítica con los acuerdos de paz que negocia el Gobierno con las FARC.

Las 16 demandas versan sobre la falta segunda instancia para los aforados en Colombia.

"Hay una arbitrariedad, uno nunca sabe, el fiscal general tiene una obsesión contra el Uribismo y el que parece que le sustituirá a final de mes, el vicefiscal, es de su misma línea", señaló Zuluaga.

"Hay una ola de especulación, estamos a semanas de que termine el periodo del actual fiscal y se dice que en una reunión privada anunció que antes de que termine su periodo se estremecería el país", agregó.

El 29 de febrero, Santiago Uribe fue detenido por los delitos de homicidio agravado y concierto para delinquir y además está siendo investigado por la supuesta conformación en los años 90 del grupo paramilitar conocido como "Los 12 apóstoles" que operaba en el municipio de Yarumal, en el departamento de Antioquia (noroeste).

La medida cautelar es un mecanismo que la CIDH, órgano autónomo de la Organización de Estados Americanos (OEA) con sede en Washington, adopta cuando cree que hay urgencia a la hora de proteger los derechos de una persona o un grupo de personas, porque existe una situación de riesgo.

Publicidad

Publicidad