BRASIL Internacionales -  6 de abril 2016 - 14:19hs

Marina Silva: nuevas elecciones, la mejor opción para Brasil

La excandidata presidencial brasileña Marina Silva pidió el martes a la justicia electoral acelerar el examen del presunto financiamiento ilegal de la reelección de Dilma Rousseff en 2014, que de probarse anticiparía un nuevo comicio.

Silva, tercera en los comicios de 2014 con 21,3% de los votos, considera esa solución preferible a la del impeachment que estudia el Congreso, que llevaría a la sustitución de Rousseff por su vicepresidente Michel Temer hasta el fin del mandato en 2018.

"Si se comprueba que el dinero de la corrupción alteró la voluntad soberana de la sociedad brasileña en las elecciones, la salida, el camino, es una nueva elección", dijo Silva, que lidera las intenciones de voto en las encuestas, en una rueda de prensa en Brasilia.

El pedido de impeachment se basa en una acusación de manipulación de las cuentas públicas por parte de Rousseff, en tanto que el Tribunal Superior Electoral (TSE) examina si en la campaña de la fórmula Rousseff-Temer hubo dinero del esquema de corrupción de Petrobras.

Si se anula la elección, tendría que convocarse una nueva en un plazo de 90 días.

"Si el TSE entendiera el sentido de urgencia de lo que está pasando" y las acusaciones se comprobaran, "eliminaría la fórmula {Rousseff-Temer} y convocaría a una nueva elección", dijo Silva, que fue ministra de Medio Ambiente en el primer gobierno de Luiz Inacio Lula da Silva (2003-2007).

Esa consulta podría coincidir con las municipales previstas en octubre, y de ese modo "no costaría un centavo más a los cofres públicos", agregó.

Silva ya criticó en una entrevista publicada hace dos semanas la falta de proyecto de un eventual gobierno Temer, cuyo partido, el centrista PMDB, rompió su alianza con el Partido de los Trabajadores (PT, izquierda) de Rousseff, para apoyar su destitución.

Rousseff niega cualquier delito de responsabilidad que justifique un impeachment, en el cual ve una tentativa de "golpe de Estado".

Marina Silva afirmó que "el impeachment no es golpe", pero tampoco es la mejor salida: "no podemos golpear el futuro de nuestra nación con aquéllos que no quieren resolver la crisis, sino solo disputar el poder por el poder", zanjó.

En esta nota: