AFP

Los atacantes bangladesíes que mataron a 20 personas en Daca se educaron en buenas escuelas y venían de familias acomodadas, informaba el ministerio del Interior tras la masacre que coloca al país en primera línea de lucha contra el yihadismo internacional.