México Internacionales -  10 de julio 2017 - 22:42hs

Videoperiodista hondureño es asesinado en México

Las autoridades del estado de Veracruz dijeron el lunes que investigan el homicidio del videoperiodista hondureño Edwin Rivera Paz, quien había solicitado refugio en México.

Rivera fue asesinado a tiros el domingo en la localidad de Acayucan y su cadáver fue identificado por un pariente, señaló la Fiscalía General en un comunicado.

En entrevista con el medio local e-veracruz.com, el cónsul general de Honduras en Veracruz, Raúl Otoniel Morazán, pidió a las autoridades mexicanas de todos los niveles que lleven la investigación a fondo. La embajada de Honduras ubicada en la Ciudad de México no respondió de momento las solicitudes de The Associated Press para que hiciera declaraciones.

Marta Sánchez Soler, presidenta del Movimiento Migrante Mesoamericano, dijo en un comunicado que Rivera había huido de Honduras después del asesinato de su colega Igor Padilla.

Padilla murió tras ser baleado en enero por cuatro individuos vestidos de policías en la ciudad de San Pedro Sula, en el norte de Honduras. Padilla, que había cubierto noticias sobre delincuencia, conducía un programa humorístico de la televisión y Rivera era su camarógrafo.

Se desconocía de momento el tiempo que Rivera había estado en Acayucan. La localidad se ubica en una ruta muy utilizada por los centroamericanos que huyen de la violencia. Los migrantes son de manera muy frecuente víctimas de grupos del crimen organizado y Veracruz es uno de los estados más violentos de México.

El número de personas que han solicitado refugio en México se incrementó a más del doble el año pasado, y se prevé que se duplicará de nuevo este año debido a que cada vez más centroamericanos ven al país como un lugar viable para escapar de la violencia en Honduras, El Salvador y Guatemala.

El domingo, las autoridades de Veracruz informaron que identificaron los cuerpos de tres mujeres, de 17, 19 y 26 años de edad, que estaban desaparecidas desde el 1 de mayo. Los cadáveres fueron localizados en una fosa clandestina localizada en la población de Atzacan.

Por su parte, la Iglesia católica en México deploró el aumento en el número de homicidios en el país.

“No hay un rincón del país donde un mexicano pueda sentirse seguro y vivir en paz”, dijo la Conferencia del Episcopado Mexicano (CEM) en un editorial publicado el domingo.

También el fin de semana, la Procuraduría General de Justicia del estado de Baja California Sur informó del hallazgo de los cadáveres de dos hombres y una mujer abandonados en un vehículo en la localidad turística de Cabo San Lucas. Las tres víctimas tenían al parecer impactos de bala.

Los centros turísticos de Los Cabos se han visto sacudidos por una ola de asesinatos en los últimos meses.

En mayo, México registró su mayor cifra mensual de asesinatos en los últimos 20 años. En 2011, el peor año previo, los homicidios se concentraban en estados como Chihuahua, Sinaloa y Tamaulipas.

FUENTE: AP