Ucrania Internacionales -  24 de agosto 2017 - 08:39hs

Mattis: Rusia quiere redibujar las fronteras a la fuerza

En el 26to aniversario de la independencia ucraniana de Moscú, el secretario estadounidense de Defensa, Jim Mattis, criticó con dureza a Rusia tachándola de amenaza internacional y dijo que el gobierno de Donald Trump no aceptará la anexión de la región ucraniana de Crimea.

Tras asistir a un colorido desfile del Día de la Independencia, Mattis se reunió con el presidente de Ucrania, Petro Poroshenko y otros miembros destacados del gobierno. Es el primer jefe del Pentágono que visita Ucrania en una década.

“No lo duden”, dijo Mattis en una rueda de prensa con Poroshenko. “Estados Unidos se alza con Ucrania”.

El secretario añadió que Washington no acepta “ni aceptará” con la anexión rusa de Crimea, una acción de 2014 que se vio seguida por la intervención militar rusa en apoyo de separatistas en el este de Ucrania.

“A pesar de la negación de Rusia, sabemos que intentan redibujar las fronteras internacionales por la fuerza”, afirmó Mattis, una ambición de Moscú que, según dijo, socava a las naciones soberanas europeas y crea tensiones.

Cuando un periodista le preguntó si está de acuerdo con la opinión del gobierno de Obama de que vender armas letales de defensa a Ucrania podría provocar a Moscú, Mattis respondió: “Las armas defensivas no son provocadoras a menos que uno sea un agresor”.

El secretario declinó aclarar qué recomendaría a la Casa Blanca en la cuestión de las armas. Aunque no lo dijo, se sabe que el Pentágono y el Departamento de Defensa han recomendado seguir adelante con transferencias de armas defensivas a Ucrania.

Poroshenko eludió la pregunta de para cuándo espera una decisión de la Casa Blanca al respecto.

En sus declaraciones, Mattis mencionó varios compromisos y acuerdos internacionales que ha firmado Rusia desde el colapso de la Unión Soviética en 1991, como un acuerdo de dos años conocido como el Acuerdo de Minsk, que diseña una hoja de ruta para mitigar el conflicto en Ucrania. Más de 10.000 personas han muerto en los combates en la región en los últimos tres años.

Mattis también citó otros compromisos rusos con Ucrania que se remontaban a 1994.

“Por desgracia, Rusia no se atiene a la letra, mucho menos al espíritu de esos compromisos internacionales”, dijo.

Se sabe desde hace semanas que el gobierno de Trump ha reabierto el estudio de los planes, rechazados durante años, de proporcionar armas letales a Ucrania.

Esas deliberaciones ponen presión sobre Trump, que hace frente a las impresiones de que es demasiado blando con Moscú en medio de varias investigaciones sobre si su campaña conspiró con el Kremlin para interferir en las elecciones estadounidenses de 2016.

En sus declaraciones junto a Poroshenko, Mattis dijo que Estados Unidos está comprometido con ayudar a Ucrania a construir y modernizar sus fuerzas armadas.

FUENTE: AP