EFE

Una persona murió en las últimas horas y unas 27.000 tuvieron que ser evacuadas de sus hogares en el suroeste de California, después de que un potente incendio quemara 31.000 acres de terreno (125,5 kilómetros cuadrados) y consumiera al menos 150 edificios.