AFP

El papa Francisco dijo el viernes que es una “vergüenza” dejar a las jóvenes generaciones “un mundo fracturado por las divisiones y las guerras” en una oración pronunciada al término de la ceremonia del Vía Crucis frente al Coliseo de Roma.