AFP

La policía rusa detuvo sin explicación a las cuatro miembros del grupo ruso de punk Pussy Riot, inmediatamente después de ser liberadas tras pasar 15 días en prisión por irrumpir en la final de la Copa Mundial de fútbol en Moscú.