YEMEN Internacionales -  25 de octubre 2018 - 14:42hs

La ONU confirma 24 civiles muertos en dos bombardeos de ayer en Al Hudeida

La ONU confirmó hoy la muerte de 24 civiles en dos bombardeos lanzados ayer contra dos áreas en la provincia de Al Hudeida, en el oeste del Yemen y objeto de una ofensiva por parte de las fuerzas gubernamentales contra los rebeldes chiíes hutíes.

"Al menos 21 civiles murieron y otros 10 resultaron heridos cuando bombardeos impactaron en un lugar de envasado de vegetales en Al Masudi, el distrito de Beit al Faqih", en la provincia de Al Hudeida, dijo en un comunicado la Oficina de la ONU para la Coordinación de Asuntos Humanitarios (OCHA) para el Yemen.

El portavoz del Ministerio de Sanidad en el Gobierno de los hutíes, Yusef al Hadri, dijo ayer a Efe que ese bombardeo fue lanzado por la coalición árabe, liderada por Arabia Saudí, aunque la alianza no ha confirmado esta información.

Ayer, otro ataque fue lanzado en la carretera de 7 de Julio, en el distrito de Al Hali, ubicado también en la provincia de Al Hudeida, contra tres vehículos que causó la muerte de tres personas y heridas a seis.

"Esta es la tercera vez durante este mes que la batalla ha causado bajas masivas en Al Hudeida", declaró la coordinadora humanitaria de la ONU para el Yemen, Lise Grande, en la nota, y añadió que "los civiles están pagando un pésimo precio por el conflicto".

Según la agencia, más de 170 personas han muerto y al menos 1.700 han resultado heridas desde que comenzó la operación militar contra Al Hudeida, controlada por los rebeldes hutíes, el pasado junio por parte de las fuerzas gubernamentales yemeníes, respaldadas por la coalición.

El asalto se detuvo durante unas semanas mientras se llevaban a cabo negociaciones entre las partes en conflicto para detenerla, auspiciadas por la ONU, aunque acabaron fracasando y reanudaron los combates tras el fracaso de las consultas de paz convocadas a comienzos de septiembre en Ginebra, pero que no se llevaron a cabo por la ausencia de la delegación hutí.

Al Hudeida, a orillas del mar Rojo, es un importante puerto del mar Rojo y está controlado por los hutíes, que han sido acusados de recibir armamento por mar desde Irán.

Los hutíes expulsaron de Saná en septiembre de 2014 al Gobierno del presidente yemení, Abdo Rabu Mansur Hadi, reconocido internacionalmente.

La coalición árabe, que ha admitido ataques en los que han muerto decenas de civiles, intervino en el conflicto en marzo de 2015, momento en el que se recrudeció la guerra que ha causado la peor crisis humanitaria del mundo, según la ONU.