Defensa de El Chapo insiste ante juez que no hay condiciones de juicio justo. Foto/AFP

EFE

La defensa de Joaquín "El Chapo" Guzmán Loera reiteró en un nuevo documento presentado al tribunal federal que lleva a cabo el proceso en su contra y dado a conocer hoy que no existen las condiciones para que su cliente tenga un juicio justo.

La moción fue dirigida al juez Brian Cogan que preside el caso, en respuesta a la negativa de la Fiscalía de suprimir una parte de las evidencias que ha sometido poco antes del inicio del juicio, como había solicitado la defensa el pasado viernes.

Publicidad

Según los abogados de El Chapo, que piden a Brian que se acepte su reclamo, con la cantidad de información que han recibido un mes antes de iniciar el juicio -arranca el 5 de noviembre- de 14.000 páginas y de las que 3.500 son en inglés, que deben ser traducidas para que Guzmán pueda leerlas, no tendrán tiempo de evaluarlas e investigar para preparar una defensa justa para su cliente.

"Lo que el Gobierno falla en entender es que Guzmán tiene el derecho a revisar esos documentos, lo que no puede hacer sin la ayuda de la defensa porque no lee inglés", advierten.

Publicidad

En el documento, en que acusan a la Fiscalía de burlarse de la defensa, se señala que si bien es cierto que el Gobierno les informó que someterían más información, "saber que sería producida y tenerla, es otra cosa".

También han objetado que la Fiscalía supuestamente haya duplicado poco antes del juicio la lista de alegadas víctimas de una conspiración para asesinarles en las que habría participado Guzmán como líder del cartel de Sinaloa.

"Uno puede ver el tren venir mientras estás en la vía. Sin embargo, uno no puede sentirlo hasta que te golpea", señala el documento entregado por Eduardo Balarezo, uno de sus abogados, quien insiste en que se está violando el debido proceso de ley.

Afirma que el envío de evidencia y de la lista de nuevas alegadas víctimas puede ser consistente con las responsabilidades de la Fiscalía, sin embargo "no es consistente con lo que garantiza la Constitución de un debido proceso", afirma Balarezo, quien agrega que es un argumento que "ignora" el Gobierno.

Argumenta asimismo que la Constitución no tiene una escala movible para el debido proceso basado en la identidad del acusado o las alegaciones en su contra.

Guzmán, extraditado desde México, enfrenta once acusaciones -originalmente eran 17- por las que será juzgado a partir del 5 de noviembre, cuando comienza la selección del jurado para un proceso que puede extenderse tres o cuatro meses por su complejidad.

Publicidad

Publicidad