Los trenes repletos de viajeros en China para el Año Nuevo lunar. Foto/AFP

AFP

Millones de chinos comenzaron su éxodo anual en dirección de sus regiones de origen para pasar en familia el tradicional Año Nuevo lunar, la mayor migración humana anual.

En la estación de trenes de Pekín el miércoles por la mañana miles de viajeros se amontonaban con las frías temperaturas a la espera de subir a los trenes.

Publicidad

El Año Nuevo lunar es la fiesta más importante del país. Es un momento de reunión familiar y los chinos deben llegar a sus regiones de origen el lunes por la noche, la víspera de comenzar el Año del Cerdo.

A bordo de un tren que une Pekín a Huaihua, pequeña ciudad de la provincia de Hunan (centro), los pasajeros se preparan para un viaje de 32 horas, distrayéndose con sus celulares o tomando té.

Publicidad

Muchos, que sólo tienen lugares parados, están sentados sobre sus maletas en los pasillos, o sobre minúsculos taburetes plegables comprados un poco antes en los andenes. Otros están sentados en pequeños sillones.

En los vagones cucheta, la atmósfera es de fiesta: las familias hablan y comparten comida en los diferentes compartimentos, y los niños ríen y juegan juntos en los pasillos.

La compañía de ferrocarriles se espera a trasladas 413 millones de viajeros en el periodo del Año Nuevo lunar (8,3% más en relación a 2018), según la agencia de prensa Xinhua.

el/lth/fox/rma/pa/zm

Publicidad

Publicidad