AFP

Unos pocos yihadistas defendían el domingo con obstinación lo poco que queda del "califato" del Estado Islámico (EI), atrincherados en un reducido sector en el este de Siria en donde impiden a los civiles huir de la ofensiva de las fuerzas kurdo-árabes apoyadas por la coalición internacional.