AFP

España garantiza las inversiones de sus empresas en Cuba, pese a los atrasos en el pago de deudas por parte de la isla y a las medidas de Washington que permite demandas tribunales estadounidenses contra compañías que administren bienes nacionalizados después de la revolución cubana.