AFP

Un empleado municipal de una ciudad balneario de la costa este de Estados Unidos abrió fuego este viernes en un edificio público, matando a al menos una decena de personas antes de ser abatido por la policía.