AFP

Decenas de miles de israelíes marcharon el domingo en Jerusalén para conmemorar la toma del este de la ciudad, mientras que algunos judíos ingresaron a la Explanada de las Mezquitas, lugar sagrado del islam, lo que provocó enfrentamientos de palestinos con la policía.