AFP

Trece días después del naufragio en Budapest de un barco que llevaba a turistas surcoreanos, los equipos de socorro lograron sacar el martes los restos de la embarcación, una etapa decisiva para entender las causas del accidente que dejó 28 muertos y desaparecidos.