ROMA Internacionales -  21 de agosto 2019 - 15:10hs

Italia: Partido Democrático busca evitar gobierno de Salvini

Los legisladores del Partido Democrático, de centroizquierda y el principal de oposición en Italia, se reunieron el miércoles para ver si pueden reunir apoyo suficiente en el Parlamento para un gobierno duradero. Su objetivo es evitar una elección anticipada en la que ganaría la Liga, el partido nacionalista y euroescéptico de Matteo Salvini.

En la víspera renunció el premier Giuseppe Conte, quien acusó a Salvini de romper la coalición para provocar elecciones con tres años y medio de anticipación para ocupar el puesto.

El presidente Sergio Mattarella decidirá en última instancia si existe una mayoría suficiente en el parlamento para formar gobierno y sobrevivir al voto de confianza obligatorio.

Mattarella inició las gestiones el miércoles por la tarde al recibir a los titulares de las dos cámaras para estudiar dónde radica el consenso. Trata de determinar si existe apoyo suficiente para una alianza que reemplace a la coalición del Movimiento 5-Estrellas de Conte con la Liga de Salvini. También podría concluir que lo más conveniente para el país sería la disolución de las cámaras y la convocatoria a elecciones en 70 días.

Mientras Salvini aguardaba turno, el jueves, para presentar sus argumentos a Mattarella, pintó cualquier intento de formar una coalición alternativa como una conspiración en su contra. Insistió que los votantes deberían determinar quién los gobernará.

“Cualquier gobierno que nace es un gobierno contra la Liga”, dijo Salvini en respuesta a los periodistas que preguntaron sobre las gestiones para una coalición entre el Democrático y 5-Estrellas.

Después de las elecciones de marzo de 2018, el Democrático y 5-Estrellas no pudieron alcanzar un acuerdo, lo que allanó el camino para el ingreso de Liga a la coalición.

Pero la semana pasada, el Democrático y 5-Estrellas se unieron en el Senado para frustrar el intento de Salvini de convocar rápidamente a un voto de retiro de confianza. La renuncia de Conte excluye una votación para derribar al gobierno. Conte encabeza un gobierno interino mientras Mattarella pondera el futuro del país.