AFP

Estado de emergencia en varias ciudades de Chile y toque de queda luego de las protestas violentas del domingo que dejaron siete muertos y unos 1.500 detenidos.