AFP

Unidades de policías de tres ciudades de Bolivia se amotinaron el viernes contra el presidente Evo Morales, quien denunció un golpe de Estado "en marcha", mientras la oposición exige en las calles su renuncia tras su cuestionada reelección.