AFP

Los habitantes de la región de Sídney se preparaban el lunes a afrontar una situación "catastrófica" debido al recrudecimiento de los incendios que impulsó a las autoridades a declarar el estado de emergencia, una situación inédita para la mayor ciudad australiana.