AFP

Cuatro manifestantes murieron el jueves en Bagdad en choques con las fuerzas de seguridad, que continúan su represión a pesar de las presiones políticas y diplomáticas para poner fin a la peor crisis social de Irak desde la caída de Sadam Husein.