EFE

Desde su humilde blog y con casi todo su cuerpo paralizado, Ana Estrada ha iniciado una ardua lucha para que Perú sea el segundo país de Latinoamérica en legalizar la eutanasia, asunto tabú cuyo debate ha irrumpido gracias a esta activista que se inspira en el caso del español Ramón Sampedro.