AFP

Las autoridades australianas evaluaron ayer domingo, los "daños considerables" provocados por los incendios forestales al día siguiente de una jornada catastrófica en la que el número de muertos subió a 24.