EFE

Las autoridades filipinas mantienen el nivel de alerta por la erupción del volcán Taal, que entró este martes en su tercer día con más de 40.700 evacuados en los alrededores, mientras Manila, a 60 kilómetros, recupera la normalidad y mejora la calidad del aire.