AFP

El número total de personas muertas en China por la epidemia de COVID-19 se aproximaba el viernes a los 1.400, al tiempo que Estados Unidos se quejaba por la falta de transparencia de Pekín en la administración de la grave crisis sanitaria