AFP

Mediciones de temperaturas regulares, mascarillas obligatorias en los comercios y seguimiento de habitantes con las nuevas tecnologías han pasado a formar parte de la vida diaria en China, donde la movilización nacional contra el coronavirus se manifiesta en todas partes.