AFP

La epidemia del nuevo coronavirus, que ha contagiado ya a más de 100.000 personas en todo el mundo, se propaga y obliga a las autoridades a multiplicar las medidas de seguridad