AFP

El australiano acusado de haber matado a 51 personas en 2019 en dos mezquitas de la ciudad neozelandesa de Christchurch sorprendió el jueves declarándose culpable de todos los cargos de los que se le acusa.