AFP

Un polémico alcalde ucraniano ha mandado cavar más de 600 tumbas debido a la epidemia de coronavirus y mandó preparar unas 2.000 bolsas mortuorias. Asegura que con la medida busca que las personas respeten las medidas de confinamiento y, en cualquier caso, estar preparados para lo peor.