EFE

La India ejecutó este viernes a los cuatro condenados por la tortura y violación en grupo de una joven en 2012 que conmocionó al país y propició cambios en la legislación, lo que supone la primera aplicación de la pena de muerte desde 2015.