AFP

Militares rodeaban el viernes la sede principal en Caracas del proveedor de televisión por suscripción DirecTV, propiedad de la firma estadounidense AT&T, tras una sentencia del máximo tribunal de Venezuela que ordenó la toma "inmediata" de instalaciones y equipos de la compañía.