Facebook se defendió al asegurar que prohíbe "el discurso de odio y el contenido que incite a la violencia" y que obliga al cumplimiento de estas políticas "en todo el mundo

EFE

El gigante estadounidense Facebook se encuentra sumido en un duro cruce de acusaciones en la India después de la polémica desatada por un artículo del diario "The Wall Street Journal" en el que afirmaba que la red social permitió supuestamente mensajes de odio contra minorías religiosas por parte de políticos del partido gubernamental BJP, del primer ministro, Narendra Modi.

La principal formación de la oposición, el partido del Congreso de la dinastía Nehru-Gandhi, se sumó este martes oficialmente a la controversia con una carta dirigida al director ejecutivo de la compañía, Mark Zuckerberg, en la que mostró su "aprensión y temor por el supuesto papel de Facebook en la manipulación de la democracia electoral de la India".

Publicidad

"Es profundamente perturbador notar que su empresa pueda estar participando voluntariamente en frustrar los mismos derechos y valores por los que nuestros líderes fundadores sacrificaron sus vidas", aseguró el partido del Congreso, que participó de manera activa en la lucha por la independencia de la India del Imperio británico.

DISCURSO DE ODIO

Publicidad

La polémica estalló el pasado viernes con la publicación del artículo de "The Wall Street Journal", en el que se aseguraba que Facebook ignoró "contenido divisorio" y "discursos de odio" publicados por líderes del gobernante partido nacionalista hindú BJP.

El artículo afirmaba que la jefa de políticas de la compañía en la India, Ankhi Das, "se opuso a la aplicación de las reglas del discurso de odio" en mensajes de miembros del BJP "señalados internamente por promover o participar en la violencia".

Según el diario, "algunos empleados alegaron favoritismo hacia el partido gobernante" y Das pasó por alto esos mensajes de miembros del BJP porque eliminarlos "dañaría las perspectivas comerciales de la empresa en el país".

En un comunicado recogido el lunes por varios medios indios, Facebook se defendió al asegurar que prohíbe "el discurso de odio y el contenido que incite a la violencia" y que obliga al cumplimiento de estas políticas "en todo el mundo, sin tener en cuenta la posición política o la afiliación partidista de nadie".

"Si bien sabemos que hay más por hacer, (...) realizamos auditorías periódicas de nuestro proceso para garantizar la imparcialidad y la exactitud", subrayó Facebook.

Desde el BJP, el ministro de Justicia y Tecnologías de la Información, Ravi Shankar Prasad, respondió por su parte el domingo en Twitter a las acusaciones de la oposición por el artículo al afirmar que se publican esos mensajes en Facebook porque "se ha democratizado el acceso a la información y la libertad de expresión".

La India cuenta con 290 millones de usuarios de Facebook, situando al país asiático a la cabeza en número de seguidores, según datos de julio del portal de estadísticas Statista, mientras que Estados Unidos ocupa el segundo lugar con 190 millones de usuarios.

Publicidad

Publicidad