AFP

Un gigantesco incendio se declaró el jueves en un depósito del puerto de Beirut, sembrando el pánico entre los habitantes de la capital libanesa, todavía traumatizados tras la devastadora explosión que sacudió la ciudad hace cinco semanas.