Los anuncios en cuestión describían el pelo de las mujeres negras como "encrespado", "apagado" y "dañado".

EFE

El grupo británico-holandés Unilever se disculpó hoy por ceder imágenes de su marca de peluquería "TRESemmé" que mostraban el pelo de las personas negras como inferior a una cadena de perfumerías y farmacias de Sudáfrica, una campaña racista que ha provocado indignación en el país.

"Estamos asombrados de descubrir que cedimos imágenes para la página web de Clicks (la cadena de perfumerías) que ponían el pelo afro como inferior. Es racista y pedimos perdón sin reservas", alegó hoy la multinacional en un comunicado.

Publicidad

Unilever ya retiró este jueves de forma temporal y por 10 días todos los productos de TRESemmé en Sudáfrica, después de una reunión con el grupo de izquierda radical y tercer partido político más importante del país, Luchadores por la Libertad Económica (EFF, en sus siglas en inglés).

Los anuncios en cuestión describían el pelo de las mujeres negras como "encrespado", "apagado" y "dañado", mientras que el pelo liso de las blancas se consideraba "normal".

Publicidad

"EFF y Unilever han estado de acuerdo en que el anuncio es ofensivo y racista", señaló el grupo político de extrema izquierda en su comunicado tras la reunión con los representantes del conglomerado británico-holandés.

La multinacional aseguró hoy que han empezado a investigar de forma inmediata lo que pasó y a revisar otras campañas publicitarias en el país.

El acuerdo de la recogida temporal de la mercancía llegó, no obstante, después de una cascada de anuncios por parte de casi todas las grandes cadenas de supermercados de Sudáfrica de que retirarían de sus estanterías los productos TRESemmé.

La oleada de protestas comenzó el lunes y se centró en los establecimientos de las perfumerías Clicks, responsables de la difusión de la campaña racista de TRESemmé.

La indignación se manifestó en forma de concentraciones ante las tiendas, piquetes e incluso ataques contra los establecimientos con saqueos y daños materiales.

Clicks había pedido también disculpas y anunció la dimisión del ejecutivo responsable del área afectada y la suspensión de los responsables de la campaña, pero incluso el Gobierno sudafricano salió a decir que estas medidas no eran suficientes y pidió que se detuviera la comercialización de la marca.

Estos hechos han reavivado el debate sobre los estereotipos racistas promovidos en ocasiones por las estrategias comerciales y sobre los estándares de belleza impuestos a las mujeres negras.

Se trata de un tema ante el que la sociedad sudafricana es especialmente sensible debido a las profundas heridas causadas por el pasado de opresión del régimen segregacionista del "apartheid" (1948-1990).

A comienzos de 2018 tuvo lugar una polémica parecida por un anuncio de la cadena de ropa sueca H&M en el que un niño negro vestía una sudadera con el lema "The coolest monkey in the jungle" ("El mono más guay de la jungla").

Las protestas llevaron entonces a la marca a cerrar temporalmente sus tiendas en Sudáfrica.

Publicidad

Publicidad