AFP

Grupos de socorristas intentaban liberar este martes a unas 180 ballenas piloto varadas en un banco de arena de una remota bahía australiana y evitar que corran la misma suerte que otras 90 del mismo grupo, que ya murieron.