Los organizadores convocaron una nueva manifestación este viernes 16 de octubre

AFP

Miles de manifestantes se congregaron este jueves en el centro de Bangkok, desafiando un decreto que prohíbe las reuniones de más de cuatro personas, y tras desfilar en calma se dieron cita para una nueva demostración de fuerza el viernes.

Publicidad

"Liberad a nuestros amigos", gritaron los manifestantes, que protestaban por la detención de varios líderes de este movimiento prodemocracia.

"Me arriesgo con mi seguridad, pero quería estar aquí. La multitud me protegerá", declaró a la AFP Khamin, una estudiante de 20 años.

Publicidad

Poco después de las 22H00 (15H00 GMT), las aproximadamente 10.000 personas que desafiaron la prohibición, promulgada apenas unas horas antes, abandonaron el lugar de la concentración, comprobaron periodistas de la AFP.

Los organizadores convocaron una nueva manifestación el viernes.

Las autoridades han endurecido su posición contra este movimiento que, desde hace meses, reclama más democracia y se atreve a oponerse a la poderosa monarquía.

En la madrugada del jueves, promulgaron un decreto de urgencia que prohíbe "las concentraciones de cinco personas o más", así como "los mensajes en línea que son susceptibles de perjudicar la seguridad nacional" o "generar miedo".

El gobierno justificó la imposición de este texto ante las manifestaciones "contrarias a la Constitución" y aludió a un incidente que se produjo durante un cortejo real la víspera, en medio de una manifestación que reunió a varios miles de personas en Bangkok para reclamar la destitución del primer ministro Prayut Chan-O-Cha.

La policía procedió a más de 20 arrestos durante esa protesta.

Entre ellas, figura Parit Chivarak, conocido como "Penguin", y Anon Numpa, un abogado especializado en derechos humanos, dos de los líderes más opuestos a la monarquía.

Anon Numpa afirmó en Facebook que fue transportado en helicóptero hacia Chiang Mai (norte). Su arresto "es una violación de mis derechos y la situación es muy peligrosa para mí", alertó.

Otra figura destacada del movimiento, Panusaya Sithijirawattanakul, apodada "Rung" ("arcoíris"), también partidaria de la línea dura, fue arrestada, según imágenes difundidas en línea por los activistas.

El movimiento prodemocracia pide la disolución del Parlamento con la dimisión del primer ministro Prayut Chan O Cha y la revisión de la Constitución de 2017, considerada demasiado favorable al ejército.

Algunos van más lejos y exigen una revisión del papel y el poder de la monarquía, un tema totalmente tabú en el país.

Piden la no injerencia de la monarquía en los asuntos políticos, la derogación de la ley de lesa majestad y la devolución de los bienes de la Corona al Estado, unas reivindicaciones que son inaceptables para el gobierno.

El miércoles, más de 10.000 manifestantes prodemocracia habían desfilado en dirección a la Casa del Gobierno, para conmemorar el 47º aniversario del levantamiento estudiantil de 1973.

En un momento de la protesta, un automóvil que llevaba a la reina Suthida a bordo no pudo evitar el recorrido de la manifestación y tuvo que detenerse unos instantes, en los que decenas de manifestantes hicieron el saludo con tres dedos inspirado en la película "Los juegos del hambre", en desafío a la autoridad de la realeza.

La víspera, otros activistas hicieron el mismo saludo al paso del rey Maha Vajiralongkorn.

El soberano, que accedió al trono en 2016 tras la muerte de su padre, el venerado rey Bhumibol, es una figura controvertida.

En estos años, ha reforzado los poderes de la monarquía, tomando el control directamente de la fortuna real, y sus frecuentes viajes a Europa, incluso durante la pandemia de coronavirus, han suscitado polémica.

Publicidad

Publicidad