AFP

Unos 7.000 indígenas colombianos llegaron el domingo a Bogotá para exigir un encuentro con el presidente Iván Duque, protestar contra la violencia en sus territorios y sumarse a un nuevo "paro nacional" convocado para el 21 de octubre.