El secretario de Estado de EE. UU., Mike Pompeo y el secretario de Defensa Mark Esper

AFP

Estados Unidos advirtió este martes sobre las "amenazas" de China a la seguridad, con motivo de una visita a India de los secretarios de Estado, Mike Pompeo, y de Defensa, Mark Esper.

Como señal del fortalecimiento de sus vínculos estratégicos, los dos países deben firmar en la jornada un acuerdo sobre el intercambio de información.

Publicidad

"Hoy se presenta una nueva oportunidad de acercamiento para dos grandes democracias como las nuestras", declaró Pompeo antes de comenzar con Esper conversaciones con sus homólogos indios, los ministros Subrahmanyam Jaishankar (Asuntos Exteriores) y Rajnath Singh (Defensa).

Ambos países tienen una larga lista de temas por discutir, dijo el secretario de Estado. Cooperar contra la pandemia del coronavirus, "contrarrestar las amenazas para la seguridad y la libertad planteadas por el Partido Comunista de China" y "promover la paz y la estabilidad en toda la región".

Publicidad

Por su parte, Esper subrayó que Estados Unidos quería reforzar sus vínculos con India, en momentos de fuertes tensiones en la disputada frontera con China en el Himalaya, a fin de "responder a los desafíos de hoy y mantener los principios de una región indopacífica libre y abierta al futuro".

La noche del lunes, Pompeo y Esper destacaron su deseo de profundizar las relaciones durante encuentros con sus homólogos indios. Jaishankar señaló en un tuit que "están creciendo sustancialmente en todos los ámbitos".

El acuerdo Basic Exchange and Cooperation Agreement que se firmará permitirá a Estados Unidos intercambiar datos ultrasecretos procedentes de satélites y sensores que ayudarán a India a ajustar sus misiles y el despliegue de sus tropas.

También autorizará a Estados Unidos a aportar tecnología de navegación avanzada a los aviones de combate que puedan ser suministrados a India.

Esper aboga porque India compre aviones caza estadounidense F-18 y reduzca su dependencia de Rusia en materia de armas. Pero India desea fabricar la mayor parte de su armamento y pide inversiones.

Esper y Singh "se congratularon por el aumento del intercambio de información", según un comunicado estadounidense. De acuerdo con el Ministerio de Defensa indio, los dos ministros discutieron "posibles nuevos ámbitos de cooperación".

En los últimos años, las relaciones de China se han vuelto cada vez más tensas tanto con Estados Unidos como con India.

Estados Unidos libra una intensa guerra comercial con China y multiplica las advertencias contra el creciente poder económico y militar de Pekín.

Nueva Delhi busca apoyos internacionales tras un enfrentamiento mortífero con China, el primero en 45 años, en junio en la frontera del Himalaya, que causó 20 muertos en el bando indio y un número desconocido de víctimas entre los efectivos chinos.

En septiembre, las dos potencias nucleares se acusaron de disparar en sus fronteras, unos hechos que no se daban desde 1975. Ambos países enviaron a decenas de miles de soldados a esta región del Himalaya, con temperaturas glaciales en invierno.

India, en busca de equipos estadounidenses para el frío, aceptó que Australia participe en noviembre en importantes maniobras frente a las costas indias por primera vez desde 2007. Las maniobras Malabar implican habitualmente a India, Estados Unidos y Japón.

Los funcionarios estadounidenses muestran su voluntad de ver cómo se estructura más el "Quad", grupo estratégico informal que reúne a Estados Unidos, Australia, India y Japón, y que se presenta como un medio para contrarrestar la influencia china, especialmente la Marina china.

Tras sus encuentros en India, Pompeo visitará Sri Lanka y las Maldivas -dos países donde la inversión china y la creciente influencia preocupan a Washington y Nueva Delhi- e Indonesia.

Publicidad

Publicidad