AFP

El Reino Unido vislumbró el miércoles el inicio de un progresivo retorno a la normalidad al convertirse en el primer país occidental en aprobar una vacuna contra el coronavirus, la desarrollada por Pfizer-BioNTech, el mismo día en que Inglaterra salía de su segundo confinamiento.