La medida inicial hacía el cierre hasta el 4 de enero, ahora se amplió hasta el 17 de enero

AFP

Perú amplió el cierre de sus playas hasta el 17 de enero para evitar aglomeraciones y los riesgos de propagar nuevos casos de covid-19, anunció el domingo el gobierno.

"La medida inicial [cierre de playas] fue hasta el 4 de enero. Hemos sacado un nuevo decreto ampliándolo hasta el día 17 porque en este periodo, muchas personas salen de vacaciones y hacen campamentos", dijo a la radio RPP la jefa de gabinete, Violeta Bermúdez.

Publicidad

"Evaluamos que las playas podían ser un potencial espacio de contagio si estamos al aire libre, en grupos, consumiendo alimentos y tomando bebidas. Se descuida el uso de la mascarilla y el distanciamiento físico", manifestó Bermúdez.

"Hemos visto videos y fotografías por redes sociales de las reuniones, a pesar de todos los riesgos que se ha señalado", sostuvo Bermúdez, quien explicó además que el gobierno está tomando todas las decisiones de acuerdo a las cifras de aumentos de contagios.

Publicidad

Perú cerró sus playas el 22 de diciembre hasta el 4 de enero para evitar aglomeraciones y los riesgos de propagar nuevos casos de covid-19.

De norte a sur las playas del país sudamericano no ven llegar ya a los miles de bañistas que siempre arribaban a principios de año.

Patrullas de policía y militares vigilan esas áreas costeras para cumplir la medida del gobierno.

Según el jefe de la región Lima, Jorge Ángulo, "hasta el momento no se ha intervenido a ninguna persona por desacatar la orden en las fiestas de Navidad y Año Nuevo".

"Las personas pueden venir a las cercanías de la playa, circular en su bicicleta, correr y hacer deporte recreativo, pero no puede ingresar a la zona de arena", explicó Ángulo.

Bermúdez explicó además que el gobierno está tomando todas las decisiones de acuerdo a las cifras de aumentos de contagios.

La ministra de Salud, Pilar Mazzetti, aseguró el miércoles que existiría un rebrote del virus en Perú y pidió a la población extremar cuidados.

"Si bien no es un incremento tremendo, estamos viendo poco a poco una tendencia a que suba el número de fallecidos. A nivel de las Unidades de Cuidados Intensivos estamos observando también un incremento del número de personas", sostuvo Mazzetti.

Este país andino, de 33 millones de habitantes, registra más de un millón de contagios de covid-19 y cerca de 38.000 muertos. Con 115 muertos por cada 100.000 habitantes, ostenta la mayor tasa de mortalidad en América Latina por este virus.

Publicidad

Publicidad