Belgrado Internacionales -  1 de febrero 2021 - 14:01hs

Israel y Kosovo establecen relaciones diplomáticas

Belgrado, 1 feb (EFE).- Kosovo e Israel establecieron este lunes relaciones diplomáticas en una ceremonia virtual, cumpliendo así un acuerdo pactado en Washington en septiembre pasado con el entonces presidente de Estados Unidos, Donald Trump.,El acuerdo fue firmado por la ministra de Exteriores kosovar, Meliza Haradinaj Stublla, en Pristina, y su homólogo israelí, Gabi Ashkenazi, en Jerusalén, informó el diario digital kosovar Kossev.,Haradinaj Stublla agradeció a Estados Unidos que Israel reco

Kosovo e Israel establecieron este lunes relaciones diplomáticas en una ceremonia virtual, cumpliendo así un acuerdo pactado en Washington en septiembre pasado con el entonces presidente de Estados Unidos, Donald Trump .

El acuerdo fue firmado por la ministra de Exteriores kosovar, Meliza Haradinaj Stublla, en Pristina, y su homólogo israelí, Gabi Ashkenazi, en Jerusalén, informó el diario digital kosovar Kossev.

Haradinaj Stublla agradeció a Estados Unidos que Israel reconozca la independencia de Kosovo y ha invitado a otros países a dar también ese paso.

El jefe del Gobierno saliente de Kosovo, Avdullah Hoti, declaró en la ceremonia que con el establecimiento de relaciones diplomáticas con Israel su país rompía un estancamiento en el número de reconocimientos internacionales.

"Hoy es un día muy importante para Kosovo. Hemos abierto un nuevo capítulo en el fortalecimiento de Kosovo como Estado", dijo Hoti, y señaló que su país "se consolida en el ámbito internacional gracias al apoyo de Estados Unidos".

Kosovo, antigua provincia serbia, proclamó en 2008 de forma unilateral su independencia, reconocida por EEUU y la mayoría de los miembros de la Unión Europea (UE), pero no por Serbia, España, China o Rusia, entre otros países.

El pasado 4 de septiembre, Trump anunció en Washington que Kosovo e Israel iban a entablar relaciones diplomáticas, con motivo de lograrse bajo su mediación un compromiso entre Kosovo y Serbia para normalizar sus relaciones económicas.

La administración del expresidente aprovechó entonces su mediación en el conflicto entre Serbia y Kosovo para lograr también que ambos países se comprometieran a abrir sendas embajadas en Jerusalén.