Myanmar Internacionales -  9 de marzo 2021 - 10:25hs

Myanmar: manifestantes protestan pese a violencia policial

Alrededor de mil personas contrarias al golpe de Estado militar del mes pasado en Myanmar salieron a la calle con cautela el martes en la segunda ciudad más grande del país. Quienes ocupaban la primera línea llevaban escudos de fabricación casera decorados con el saludo con tres dedos de una mano en alto, el símbolo de desafío del movimiento.

La protesta en Mandalay se celebró aunque las fuerza de seguridad han mostrado poca contención a la hora de usar la fuerza letal para dispersar a las masas. Los participantes se congregaron apenas unos minutos antes de separarse para evitar una posible confrontación con los agentes antimotines. Otro grupo llevó a cabo una protesta móvil, circulando en moto por las calles de la ciudad.

Los inconformes han adaptado sus tácticas en respuesta al aumento de la violencia por parte de las fuerzas de seguridad , que llegaron a disparar munición real contra la multitud. La represión del gobierno ha matado a más de 50 manifestantes , pero no ha logrado frenar las protestas generalizadas contra el golpe de Estado del 1 de febrero, que derrocó al gobierno electo de Aung San Suu Kyi.

En lo que se ha convertido en un evento diario, los manifestantes marcharon en ciudades y pueblos de todo el país, según reportes de medios locales y publicaciones en redes sociales.

La policía blindada realizó patrullas nocturnas el lunes, profiriendo insultos, disparando contra edificios y haciendo detenciones selectivas. Esta táctica parece buscar sembrar el miedo y perturbar el sueño para debilitar la determinación de los contrarios al alzamiento militar.

Más de 1.850 personas ha sido arrestadas en relación con el golpe, según la Asociación de Ayuda a Prisioneros Políticos, con sede en Myanmar. Docenas de reporteros fueron arrestados, incluyendo Thein Zaw, de The Associated Press, quien fue acusado en virtud de una ley de orden público que acarrea una pena de hasta tres años de cárcel.

El gobierno militar impuso el lunes un importante freno a la cobertura mediática de las protestas al anunciar la cancelación de las licencias de cinco medios locales: Mizzima, DVB, Khit Thit Media, Myanmar Now y 7Day News.